Importancia de la comunicación entre el cliente y el diseñador

importancia de la comunicacione

Importancia de la comunicación entre el cliente y el diseñador

La comunicación es uno de los pilares fundamentales para brindar un buen servicio. Para esmerarnos en el servicio al cliente, debemos conocer en detalle lo que el cliente necesita. Esta comunicación implica confianza y credibilidad en el servicio, precisión técnica, y sobre todo, una pasión compartida entre los deseos del cliente y las realizaciones del diseñador.

La importancia de la comunicación técnica

El cliente tiene la primera parte de trabajo pues debe especificar con detalle el listado de requisitos que desea para su diseño, tales como estilo, perfil de la empresa, el tipo de público que recibirá la publicación, etc.

En el caso de empresas grandes existen los manuales de identidad corporativa que dan las pautas en detalle. La parte que corresponde al diseñador es interpretar esos requerimientos y comunicarlos en la publicación de manera pronta y satisfactoria.

La importancia de la comunicación técnica es como el ancla común que ata al cliente y al diseñador con el proyecto: sobre ese listado de condiciones y requisitos vendrán todas las discusiones, sugerencias y mejoras futuras.

Confianza y credibilidad

La comunicación técnica hace más sencillo el camino para alcanzar la confianza y la credibilidad, ese par de avatares sin los cuáles ningún intercambio comercial puede fluir.

La forma más directa de aumentar la confianza y credibilidad del cliente hacia el diseñador está en el cumplimiento con el servicio. Y decir “cumplimiento” engloba una serie de factores indispensables en esta relación, como la responsabilidad, la puntualidad, la prestancia y la transigencia  en el trato.

Más allá del intercambio comercial

La pasión por la creatividad es lo que define a las empresas de diseño. Esa pasión va mas allá del intercambio comercial: también busca contagiar a los clientes con ella.

Si el cliente no percibe la presencia de la pasión y la dedicación por el proyecto de parte del diseñador, es muy posible que empiece a desconfiar del desarrollo del proyecto y de la fiabilidad de la empresa.

En fin, si el diseño es “el pensamiento hecho visual”, como afirma Saul Bass, nunca estará demás que el cliente sepa que también queremos hacer visible la pasión que tenemos por el objeto de diseño.

No Comments

Leave a Comment